Ana García Novo

Compartir

Así ahorra un coche eléctrico

  • 3'

  • 3 fotos

Los coches eléctricos están entregados al ahorro de energía. Los últimos modelos han aumentado su potencia hasta los 136 caballos, pero mantienen consumos medios que pueden rondar 1,5 euros en cien kilómetros. Además de sus motores eficientes, existen algunos elementos que ayudan a estos vehículos a conseguir este objetivo.

Neumáticos y luces LED ayudan a ahorrar a los vehículos eléctricos

Los faros LED se encuentran entre estos elementos ahorradores. En comparación con las bombillas convencionales, las luces LED ahorran energía y mejoran la calidad lumínica. El peso optimizado de las llantas de aleación también ayuda a aligerar el vehículo y, por tanto, a consumir menos energía.

Los neumáticos de los coches eléctricos también cuentan con una resistencia a la rodadura optimizada. Esto evita un rozamiento excesivo contra el asfalto, que penalizaría el consumo. Al mismo tiempo, mantiene el agarre necesario para potenciar la seguridad del vehículo.

Los consumos medios de los coches eléctricos rondan los 1,5 euros a los 100 km

Los coches eléctricos también nos ofrecen indicaciones que nos ayudan a ahorrar energía mientras conducimos. Por ejemplo, ante un límite de velocidad o una curva, el vehículo nos avisa de que podemos levantar el pie del acelerador y seguir circulando a una velocidad adecuada.